En este blog os mostraré mi faceta sobre todo profesional, aunque habrá como en todo, una pincelada personal, ya que va muy ligada una faceta y otra. Con esta página deseo que te puedas inspirar, sentir bien y coger impulso para lograr todo lo que te propongas, porque aunque parezca difícil conseguirlo, es tan solo cuestión de proponérselo. Y te preguntarás, ¿cual es la clave? No hay claves, solo constancia y ganas de encontrar tu propia felicidad.

Espero de corazón que la disfrutes tal y como la disfruto yo, puesto que la felicidad está en cada momento y cada ratito que estamos por estos lares.

– Laura Mota –

Ahora sí, te cuento mi paso por el mundo laboral:

Técnico en Gestión Administrativa. Ciclo formativo de Grado Medio.

Emprendedora, emprendiendo y aprendiendo.

Mi experiencia profesional comienza cursando las prácticas del ciclo formativo que estudié, compaginando con un trabajo de dependienta a media jornada en una papelería, donde a su vez adquiría experiencia como auxiliar administrativa. Las prácticas fueron en una empresa de trabajo temporal y sabía que era casi imposible quedarme allí cuando terminara, pero eso sí, había que esforzarse en hacerlo muy bien, ya que de ello dependería que me ofrecieran otros puestos futuros.

Y así fue, al poco de terminar mis prácticas, me ofrecieron uno de los que a día de hoy todavía sigue siendo uno de mis trabajos favoritos, comencé a trabajar como Recepcionista en BBVA Finanzia y poco tiempo después me vi llevando las grandes cuentas en financiaciones de consumo. Fue un gran trabajo, pero siempre he tenido muchas inquietudes y buscaba más.

Fue entonces cuando comencé a desarrollar mi Don de Gentes, me contrataron de comercial en una empresa de intermediación financiera. Otro trabajo apasionante, en realidad y con el paso del tiempo, me doy cuenta que cada uno de mis trabajos fue apasionante, porque yo los realizaba así, con ganas y pasión.

Con la experiencia adquirida visitando cliente, ofreciéndoles nuestros servicios de intermediación, aprendí una profesión muy enriquecedora, la de intermediario financiero, y es que éste ha sido uno de los trabajos menos monótonos que he realizado, y en el que he aprendido muchísimas cosas que hoy en día me ayudan a gestionar y controlar mi negocio.

Comencé como recepcionista y primer análisis financiero del cliente en Hipotecamanía.com, al poco tiempo vi como otra persona ocupaba el puesto de recepción para yo pasar a ocupar el puesto de analista hipotecario, me encantaba este trabajo. Grandes compañeros, experiencia y aprendizajes diarios, pero mi mente iba más allá y quería más, así que me marché para continuar con esta gran profesión en Gestión Directa.

Pero seguía buscando algo más, y no lo terminaba de encontrar… comencé entonces a ver la gestión hipotecaria desde otro punto de vista, desde dentro, y es que había visto todos los pasos a seguir en una financiación, menos el paso más importante, la escritura, el registro y el pago de impuestos que conllevaban todas las financiaciones que había tramitado. Me convertí en Tutor de prefirma, que consistía en realizar la escritura, gestionar la provisión de fondos sobre el coste de la escrituración y la gestión interna que controla cada entidad bancaria para cumplir las leyes hipotecarias.

Ya conocía todos los pasos que conllevan la Gestión Hipotecaria al completo, pero en esta última empresa fue donde peor lo pasé, aun aprendiendo mucho, aun haciendo un trabajo estupendo, mi motivación era totalmente nula, ya que diariamente los encargados del personal, directos e indirectos, hacían que las horas en aquella oficina se hicieran eternas, y no solo para mi, para el resto de compañeros igual. Aunque ha toro pasado, debo agradecerles que con su mal hacer movieron algo en mi interior, el punto que me faltaba para ser lo que hoy en día soy, empresaria.

Tanto movieron en mi interior, que me di cuenta de la infelicidad que sufría, tanto en lo personal como en lo profesional y di un giro de 360º que me trajeron a Villena, donde tuve que empezar de cero todo. Trabajé de camarera, de cocinera, de comercial a puerta fría, de consultora de belleza… de todo lo que hiciera falta para volver a sentirme realizada.

Y de repente…

Surgió Ágora Deporte, en abril de 2013, ¿por qué no hacer un periódico digital deportivo? No hay ninguno en Villena y hay mucho talento. Nos convertimos en el primer diario digital deportivo de Villena. ¿Por qué no ofrecemos publicidad a las empresas y que se anuncien en nuestro diario? Pero que sea diferente, con un trato al cliente especial, que nuestro equipo se sienta motivado y parte fundamental del éxito que obtengamos.

Y seguimos avanzando, y creamos Ágora Habla en diciembre de 2013, para cubrir todas las necesidades publicitarias e informativas de Villena y la Comarca del Ato Vinalopó.

Aprendí una profesión nueva, y sigo aprendiendo y formándome continuamente para ofrecer siempre lo mejor de mi, lo mejor de mi proyecto y ante todo, ser muy feliz con lo que hago.

TO BE CONTINUE…

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *